Facebook está investigando las razones por las que se filtraron los datos de casi 50 millones de usuarios de Instagram. Los datos se filtraron desde la base de datos de Chtrbox, una herramienta de marketing para influencers ubicada en la India.

TechCrunch descubrió que Facebook está investigando el manejo inadecuado de los datos por parte de Chtrbox, incluidos los números de teléfono y las direcciones de correo electrónico de los afectados, entre los que se incluyen una serie de personas influyentes de alto perfil en las redes sociales. Los datos de algunos usuarios también se complementaron con información de ubicación, ya que la base de datos afectada estaba alojada en un servidor de Amazon que no tenía una configuración de protección de contraseña.

Poco después de que TechCrunch se comunicara con Chtrbox, la base de datos se desconectó. El medio también contactó con varias personas al azar cuya información estaba en la base de datos para que algunos de ellos afirmaran que la información en la base de datos es la que utilizaron para configurar sus cuentas de Instagram, pero no tuvieron ninguna participación con Chtrbox.

Si bien el fundador y director ejecutivo de Chtrbox no respondió las preguntas que se pusieron sobre la mesa, la compañía cuestionó la cantidad de personas afectadas y dijo que no más de 350,000 personas influyentes en Instagram se vieron afectadas. La compañía también dijo que solo se podía acceder a la base de datos durante 72 horas; sin embargo, TechCrunch informa que un investigador confirmó que la base de datos se detectó por primera vez el 14 de mayo, lo que significa que estuvo abierta por más tiempo.

Por su parte, Facebook declaró: «Estamos investigando el tema para comprender si los datos descritos, incluidos los números de correo electrónico y teléfonos, provenían de Instagram o de otras fuentes. También estamos preguntando a Chtrbox para comprender de dónde provienen estos datos y cómo se pusieron a disposición del público».

Puntuación