Para diseñar una campaña de buzoneo hace falta una buena planificación: los productos o servicios que queremos promocionar, los formatos publicitarios, los folletos, pero sobretodo la segmentación y la optimización de la campaña con la finalidad de conseguir unos mejores resultados. El buzoneo masivo no siempre es efectivo.

Para que una campaña tenga mejores resultados hay que saber quién es el cliente y sus características. En nuestro anterior post ¿Qué son las áreas de influencia en el buzoneo? te explicábamos lo más importante para entender este gran mundo en el buzoneo. Hoy te ayudamos a sacarle el mayor rendimiento.

Segmentación del público objetivo

Por lo tanto, hay que aprender a segmentar el público objetivo de la campaña. El target se divide por su género, edad, residencia, gustos, aficiones, rutinas, etc. Si tenemos en cuenta estas características conseguiremos una campaña más efectiva con una tasa de conversión mayor. ¿Cómo podemos conseguir estos datos? Algunas ideas que te ofrece Tus Ideas, son analizar las campañas anteriores de la marca, información de terceros, fuentes de información cartográfica, códigos postales, o empresas que aportan información sobre los sectores geográficos y socio-demográficos.

Encuentra las zonas geográficas

Por lo tanto, las áreas de influencia son las zonas geográficas importantes para el reparto de propaganda para una campaña y un target concreto. Es decir, dónde se encuentran los clientes potenciales de una empresa. Hay varios tipos de áreas de buzoneo: isócrona (un cliente que vive cerca de la empresa y puede acceder fácilmente) Esta ubicación (la isócrona) debe ser analizada con detenimiento ya que conlleva varios factores: el transporte público, barreras urbanas, accidentes geográficos, etc. Se trata del tiempo que tarda el cliente en acudir a tu empresa para adquirir tu producto

Áreas circulares en el buzoneo

Pero además hay otros tipos de áreas de influencia como por ejemplo el área circular. Aquí estarán los clientes más cercanos de nuestra empresa y los que tienen más probabilidad de ser nuestros clientes. Para esto hay que hacer un estudio de las calles y las avenidas más frecuentadas de la zona. El área múltiple son las áreas comerciales en las que deberíamos o no repartir la propaganda. La pregunta que debes hacerte es, ¿vale la pena repartir tu propaganda en una zona en la que hay mucha competencia?.

Áreas empíricas en el buzoneo

Por último, está el área empírica. Esta geoubicación es la que tiene en cuenta la procedencia de los clientes potenciales. En este caso es muy importante tener a tu disposición una base de datos con la información necesaria sobre los clientes. Sin embargo, estos datos deben permanecer actualizados constantemente para que las campañas sean optimizadas, funcionen correctamente y no desperdiciemos nuestra propaganda.

Puntuación